A mis amados hermanos, Testigos de Jehová

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

A mis amados hermanos, Testigos de Jehová

Mensaje  Diegohi el Septiembre 25th 2008, 5:01 pm

A mis amados hermanos, Testigos de Jehová


Queridos hermanos:

Si os escribo esta carta es, por el cariño que tengo a Jehová a Jesucristo y a la verdad que él enseñó, y el camino que nos señaló para andar, y porque creo que la mayoría de vosotros sentís lo mismo que yo, amáis a Dios y su Hijo y las buenas nuevas que él nos ha dado. De hecho las predicáis por vuestro territorio en fiel obediencia a nuestro Rey, y dedicáis mucho tiempo a propagar vuestra fe.

Yo, lo hice entre vosotros por más de 30 años, desde los 15 a los 47 años,
-ahora lo sigo haciendo con fe y fuerzas renovadas pero ya no con vosotros- casi toda mi vida física, y desde luego toda mi vida Juvenil y madura, lo hice con plena dedicación muchos años como precursor auxiliar y regular, mi esposa y una hija también fueron precursores regulares por años, amábamos y seguimos amando ahora si cabe más aun “la verdad”, es ese amor a la verdad lo que me lleva a comunicarme por este medio con cuantos pueda, porque a mí me hubiese gustado que hiciesen esto también conmigo, de modo que lo que os pasare a decir no lo dudéis Dios lo sabe y Él es mi testigo de que sale de lo más profundo de mi corazón.

La Biblia dice que nadie es justo y sabio si no escucha todas las partes en cualquier litigio, Prov 14:15, “Cualquiera que es inexperto pone fe en toda palabra, pero el sabio considera sus pasos”. “Considerar” es, analizar las partes examinar y meditar en los argumentos, fiel a ese pensamiento intento ser siempre una persona que siga los consejos sabios de Dios y por ello examino con frecuencia mis creencia y fe, para seguir asegurándome de que ando conforme a la voluntad Divina.

Pacíficamente, os extiendo la invitación a dialogar en paz con los que os seguimos amando como hermanos y analizar de nuevo las bases más elementales que cuando comenzamos a estudiar con los testigos, nos dieron, solo os estimulo a que de nuevo examinéis lo que el cuerpo gobernante nos invito a hacer cuando éramos miembros de otras denominaciones religiosas, creo que lo que nos enseñaron sigue siendo tan vigente como el primer DIA recordar por tanto lo siguiente:

La verdad que lleva a la vida eterna: cap2, págs. 12..
Lo sabio de examinar uno su religión

Si queremos que nuestra adoración sea aceptable a Dios, tiene que estar firmemente arraigada en la Palabra de verdad de Dios. Jesús reprendió a las personas que alegaban servir a Dios pero que se apoyaban fuertemente en las tradiciones de los hombres en preferencia a la Palabra de Dios. Les aplicó las propias palabras de Dios tomadas de Isaías 29:13, al decir: “Es en vano que siguen adorándome, porque enseñan mandatos de hombres como doctrinas.” (Mateo 15:9) Puesto que no queremos que nuestra adoración sea en vano, es importante que cada uno de nosotros examine su religión.

5 No solo tenemos que examinar lo que creemos personalmente, sino también lo que enseña cualquier organización religiosa con la cual estemos asociados. ¿Están sus enseñanzas en plena armonía con la Palabra de Dios, o se basan en las tradiciones de los hombres? Si amamos la verdad, no tenemos nada que temer de tal examen. Debe ser el deseo sincero de cada uno de nosotros aprender lo que es la voluntad de Dios para nosotros, y entonces hacerla.—Juan 8:32.
6 El mero hecho de que miembros de iglesias tengan la Biblia o que a veces se les lea desde el púlpito no prueba por sí mismo que todas las cosas que se les enseñan están en la Biblia. Es bueno tener la Biblia; absolutamente toda persona debería tenerla. Pero también debemos saber lo que dice y creerlo. Si una religión verdaderamente acepta la Biblia como la Palabra de Dios, no va a usar ciertas partes de ella y rechazar otras. “Toda Escritura es inspirada de Dios y provechosa para enseñar, para censurar, para rectificar las cosas.” (2 Timoteo 3:16) Siendo esto así, la religión que tiene la aprobación de Dios tiene que concordar en todos sus detalles con la Biblia.
7 El hombre que quiere agradar a Dios tiene que ser sincero. Pero la sinceridad sola no hace que la religión de uno esté aprobada a los ojos de Dios. El espíritu de Dios impulsó al apóstol Pablo a escribir esto acerca de algunos de su día: “Les doy testimonio de que tienen celo por Dios; mas no conforme a conocimiento exacto; pues, a causa de ignorar la justicia de Dios pero de procurar establecer la suya propia, no se sujetaron a la justicia de Dios.” (Romanos 10:2, 3) Como resultado de esto, la sinceridad de ellos estuvo mal dirigida. Su problema era que esperaban instrucciones de la dirección incorrecta. Se apegaron al sistema religioso judío, que había rechazado al Hijo de Dios y por lo tanto había sido rechazado él mismo por Dios.—Hechos 2:36, 40; Proverbios 14:12.
8 ¿Qué hay, pues, de las religiones que toman el nombre de Cristo y afirman aceptarlo como su Señor? ¿Acaso el que ellas prediquen en su nombre garantiza que tienen la aprobación de Dios? En vista de los textos bíblicos ya considerados, quizás usted haya concluido que no. Si así es, entonces en este asunto usted concuerda con Jesucristo, aquel a quien Dios ha señalado como juez celestial; porque él nos da una advertencia, diciendo: “No todo el que me dice: ‘Señor, Señor,’ entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: ‘Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre. . . ?’ Y sin embargo, entonces les confesaré: ¡Nunca los conocí! Apártense de mí, obreros del desafuero.”—Mateo 7:21-23.
9 El tener conocimiento de la Biblia y de la voluntad de Dios es esencial para conseguir la aprobación de Dios. Pero, como dijo Jesús, lo que cuenta es hacer esa voluntad. Uno tiene que tener obras que sean consistentes con lo que uno ha aprendido. (Santiago 2:26) Para agradar a Dios, pues, la religión de uno tiene que estar en plena armonía con la Biblia y tiene que aplicarse en toda actividad de la vida.—Lucas 6:46-49.
10 Jesús dijo que se podría reconocer si alguien practica o no la religión verdadera por sus “frutos,” es decir, las cosas que hace. (Mateo 7:20) De la misma manera, podemos reconocer una religión por la clase de personas que produce. La religión verdadera debe producir mejores personas... mejores esposos y padres, mejores esposas y madres. Debe producir personas que sean honradas, que sobresalgan entre otras porque hacen lo que es correcto. ¿No es eso lo que se esperaría de una religión que verdaderamente acerca a uno a Dios? Dios espera estas cosas también, y ellas determinan si una religión es aprobada por Dios o no.
11 Ciertamente usted no quiere que lo clasifiquen con las personas a quienes se les rehúsa la entrada en el reino de Dios porque no hacen la voluntad de Dios. Entonces, será para su provecho familiarizarse bien con la Biblia. El libro que usted está leyendo ahora tiene el propósito de ayudarle a hacer eso. Siga el proceder de aquellos residentes de la antigua Berea a quienes la Palabra de Dios aprueba porque “recibieron la palabra con suma prontitud de ánimo, examinando con cuidado las Escrituras diariamente en cuanto a si estas cosas eran así.”—Hechos 17:11.

Cuando yo comencé a estudiar con los testigos de Jehová una de las primeras cosas que aprendí fue este texto:1Tes.5:21 "Asegúrense de todas las cosas; adhiéranse firmemente a lo que es excelente". Y este otro: Hechos 17:11 "Ahora bien, estos eran de disposición más noble que los de Tesalónica, porque recibieron la palabra con suma prontitud de ánimo, y examinaban con cuidado las Escrituras diariamente en cuanto a si estas cosas eran así"

Se me dijo que debía examinar mi religión, -como hemos visto en la referencia del libro con el que me adoctrinaron- para ver si está estaba en completa armonía con las enseñanzas Bíblicas, porque era muy fácil ser engañado, ahora la pregunta es ¿debe un cristiano seguir asegurándose de que todo lo que le enseñan en su religión esta en completa armonía con la Biblia? En el pasado me animaron a hacerlo y me dijeron que nada tenía que temer de tal examen, en ese caso ¿como es que ahora me dicen que no lea nada que hable contra la organización? Cuando ellos me lo pidieron ¿si tenía que leer su literatura anticatólica? ¿ahora debo tener miedo a examinar lo que otros escriben? con los años ¿he perdido la capacidad que me dijeron que tenía para al examinar distinguir entre lo que la Biblia enseña y lo que no? con miles de horas de estudio a mi espalda, con miles de horas de precursorado regular y con miles de horas preparando y haciendo discursos públicos y enseñando, ¿ya no estoy preparado para distinguir entre lo que es doctrina verdadera y falsa? y ¿hace 37 años siendo un joven si debía examinar mi religión? ¿Entonces si estaba capacitado para darme cuenta de que mi anterior religión me estaba enseñando doctrinas falsas? En cambio si ahora decido examinar las doctrinas a la luz de la Biblia y leer lo que otros dicen sobre ellas se me amenaza con expulsarme por leer literatura que ellos denominan apostata, en cambio las publicaciones de los testigos de Jehová están llenas de referencias que prueban que los editores leen todo tipo de literatura religiosa y en algunos casos hay un examen exhaustivo de este tipo de literatura.
Algo anda mal cuando alguien me dice que no examine lo que otros escriben, y más mal aun si me dicen que si leo lo que algunos que son creyentes pero que han cambiado y por su entendimiento han dejado de pertenecer a la organización por que entienden la Biblia de otro modo, me pueden formar un comité judicial y llegar a ser expulsado, algo anda mal cuando no quieren que lea lo que no es nada más que literatura religiosa.
La verdad se sostiene con argumentos y pruebas no con prohibiciones e intimidación.

Como ellos mismos me enseñaron: La verdad no debe temer ser examinada al contrario debe salir reforzada del examen, pues bien yo he hecho tal examen y mis conclusiones son las siguientes:

Cuando la mayoría recibimos las enseñanzas de los testigos de Jehová, no estábamos en condiciones de analizarlas con suficiente profundidad, en ese tiempo éramos desconocedores de la palabra y fácilmente manejables, pero el consejo que valía para la religión anterior también debe ser aplicable para ellos, y ahora que algunos hemos crecido podemos ver algunos fallos doctrinales, así como los mandamientos y normas de hombres, normas que se convierten en obligadas poniendo cargas pesadas sobre los hombros de los creyentes, mandamientos que no tiene su fundamento en las escrituras son de obligado cumplimiento entre los testigos, so pena de ser estigmatizados como, poco humildes, poco espirituales o rebeldes y apostatas, doctrinas sectarias que han perjudicado gravemente a muchos. Como las hemos descubierto y las exponemos públicamente desean tapar vuestros oídos. Para conseguir que no escuchéis a los que os pueden despertar del engaño en que os tienen sumidos, os citan textos como el siguiente: 2 Juan 10-11, “Si alguno viene a ustedes y no trae esta enseñanza, nunca lo reciban en casa ni le digan un saludo. 11 Porque el que le dice un saludo es partícipe en sus obras inicuas.
¿Qué enseñanzas? ¿Las del cuerpo gobernante? ¡¡¡NO!!!. Estas: (Juan 15:12) Este es mi mandamiento: que ustedes se amen unos a otros así como yo los he amado a ustedes.

¿Contra quienes advierte Juan? Contra estos: 2 Juan 7, “Pues muchos engañadores han salido al mundo que no confiesan que Jesucristo ha venido en carne. Ese es el engañador y el anticristo”.

Nosotros, si creemos en Jesús venido en carne, glorificado en espíritu y que volverá en gloria.

Queridos hermanos, leed con detenimiento y pedir el Espíritu Santo para entender esta enseñanza, y después comparar con lo que os enseñan en la organización, ¿es esa la manera como se os dice que debéis tratar a los que dicen ser creyentes pero no son de vuestra organización?

En contraste leed lo que dijo Jesús: él dijo como se debe tratar a los que siendo adoradores y creyentes no son de nuestro mismo parecer, -los hermanos que no son como vosotros Testigos, por ser de otras confesiones- os hablare de unos textos que pocas veces habréis visto citar a vuestro esclavo, porque son tan claros y elocuentes que no dejan duda de cuál debe ser la posición de un cristiano para con los que no entienden la adoración como ellos la entienden: Mar 9:38-42 ;50
38Juan le dijo: Maestro, vimos a uno echando fuera demonios en tu nombre, y tratamos de impedírselo, porque no nos seguía. 39Pero Jesús dijo: No se lo impidáis, porque no hay nadie que haga un milagro en mi nombre, y que pueda enseguida hablar mal de mí. 40Pues el que no está contra nosotros, por nosotros está. 41Porque cualquiera que os dé de beber un vaso de agua, por razón de vuestro nombre, ya que sois seguidores de Cristo, en verdad os digo que no perderá su recompensa. 42Y cualquiera que haga tropezar a uno de estos pequeñitos que creen en mí, mejor le fuera si le hubieran atado al cuello una piedra de molino de las que mueve un asno, y lo hubieran echado al mar.
50 La sal es buena; pero si la sal se vuelve insípida, ¿con qué la sazonaréis? Tened sal en vosotros y estad en paz los unos con los otros.

Hermanos queridos, ¡Cuanto SUFRIMIENTO causa EL RECHAZO Y DESPRECIO! Sin notarlo puede que los que rechazan y estigmatizan a otros cristianos, estén descritos por las siguientes palabras de nuestro Señor: “cualquiera que haga tropezar a uno de estos pequeñitos que creen en mí” El cristiano AMA, no es negocio suyo juzgar y hacer sufrir a los que son siervos del amo Cristo. ¿No teméis que él se enoje al ver como tratáis a los que no son de vuestro parecer? Yo temería antes de juzgar a los que son creyentes como yo, porque eso me podría llevar por el camino que a mi juicio os han llevado vuestros guías que es el siguiente:

Diegohi
Admin

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 17/09/2008

Ver perfil de usuario http://espiritualidad.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

A mis amados hermanos, Testigos de Jehová 2ª

Mensaje  Diegohi el Septiembre 25th 2008, 5:02 pm

Queridos hermanos, con pocas excepciones os han desviado del cristianismo y en este momento sin apenas percibirlo os enseñan a practicar lo que Jesús tan duramente critico en sus días, (FARISEISMO), como tales os piden menospreciando y condena para todo el que no entiende el evangelio como vuestro cuerpo gobernante os enseña a creer, y en claro desacato al amo Cristo os dicen que llaméis apostatas a los que son tan cristianos como vosotros, o incluso en algunos casos mejores cristianos que algunos de vosotros, hermanos queridos por favor meditar en los siguientes versículos que son palabras de nuestro Señor: Lucas 18: 9-14 Pero habló esta ilustración también a algunos que confiaban en sí mismos como justos, y que consideraban como nada a los demás: 10 “Dos hombres subieron al templo a orar, el uno fariseo y el otro recaudador de impuestos. 11 El fariseo se puso de pie y oraba para sí estas cosas: ‘OH Dios, te doy gracias de que no soy como los demás hombres, dados a extorsión, injustos, adúlteros, ni siquiera como este recaudador de impuestos. 12 Ayuno dos veces a la semana, (SALGO A PREDICAR VOY A LAS REUNIONES) doy el décimo de todas las cosas que adquiero’. 13 Pero el recaudador de impuestos, estando de pie a la distancia, no quería ni siquiera alzar los ojos hacia el cielo, sino que se golpeaba el pecho, y decía: ‘OH Dios, sé benévolo para conmigo, [que soy] pecador’. 14 Les digo: Este hombre bajó a su casa probado más justo que aquel; porque todo el que se ensalza será humillado, pero el que se humilla será ensalzado”.

Queridos hermanos ¿no os reconocéis? Es más o menos lo que os dicen que debéis pensar vosotros de otras personas a las que miráis por encima del hombro y juzgáis como no merecedoras del paraíso en el que confiáis que estaréis vosotros, si hermanos yo creo que vosotros estaréis en el paraíso, eso no lo dudo, pero será porque Dios es muy misericordioso, claro que antes o después tendréis que reconocer vuestro error, cuando en el veáis a muchos de los que ahora llamáis mundanos o apostatas, muchas personas buenas que no tienen la soberbia que vosotros tenéis al juzgar y catalogar como de no merecedores o de poco espirituales y otros títulos despectivos con los que bautizáis a las personas que juzgáis menos dignas y obedientes que vosotros, en ese momento sentiréis la vergüenza de tener que humillaros.

Esas personas, a las que no saludáis por la calle cuando os cruzáis con ellas, en muchos casos son tan dignas y cristianas como vosotros, si no más que algunos de los que si consideráis como hermanos, por que en esencia ¿Qué es el cristianismo? Amar y no juzgar a nadie, el juicio es de Jesucristo no nuestro, no penséis hermanos que por deciros todo esto y lo que resta yo os juzgo, no en absoluto, es más os aseguro que os tengo cariño, Dios lo sabe el sabe que no miento, sois vosotros los que me evitáis, yo ya os he dicho y ahora repito que mi firme convicción es que estaréis en el paraíso, pero sí que es mi obligación deciros, que vuestra manera de proceder es contraria al espíritu de Cristo y haceros saber, que hacéis mucho daño con vuestra posición de rechazo y desprecio para con los que no piensan como vosotros queréis que se piense, se que os extravían vuestros lideres, pero eso no os exime de responsabilidad individual, recordad que en la Alemania nazi la obediencia a los mandos no eximio a los que cometieron barbaridades, Dios pedirá cuentas por las acciones individuales a cada uno de nosotros.
Rom 14:10; Mat 25:32; Gal 6:5.
“Porque cada uno llevará su propia carga de responsabilidad”.

Tratáis de apostatas a los que dejan de asociarse con vosotros y de malos cristianos a los que son de otras denominaciones, cuando en muchos casos es por esta aptitud arrogante y alejada del espíritu de Cristo por lo que algunos nos hemos distanciado, algunos no podemos entender que se diga que un cristiano es apostata porque no está de acuerdo con algunas doctrinas que no son solo peculiares sino cambiantes, hay una lista de doctrinas cambiantes y grandes errores en la enseñanza de los que se auto denominan esclavo fiel, y hemos visto como se obligaba a aceptar doctrinas que después fueron desechadas bajo amenaza de expulsión para el que no las acatase, sin posibilidad alguna de debatirlas, doctrinas que si hubiesen sido verdaderas nunca se habrían tenido que modificar, esto a nuestro entender es un manifiesto espíritu de soberbia e intolerancia no propia de esclavos de Cristo, porque entendemos que Cristo es paz, es libertad, es tolerancia, entendemos que él es Señor Rey y Maestro, y todos nosotros hermanos, HERMANOS no jueces, ningún hombre debe juzgar la adoración de otro y ninguna persona debe menospreciar el servicio que otro da al Señor, eso debería quedar claro, entendiendo lo que Pablo dice a los Romanos:14:4; 10-13, 4 ¿Quién eres tú para juzgar al sirviente de casa ajeno? Para su propio amo está en pie o cae. En verdad, se le hará estar en pie, porque Dios puede hacer que esté en pie.
10 Pero ¿por qué juzgas a tu hermano? ¿O por qué también menosprecias a tu hermano? Pues todos estaremos de pie ante el tribunal de Dios; 11 porque está escrito: “‘Tan ciertamente como que vivo yo —dice Jehová—, ante mí toda rodilla se doblará, y toda lengua hará reconocimiento abierto a Dios’”. 12 De manera que cada uno de nosotros rendirá cuenta de sí mismo a Dios. 13 Por lo tanto, ya no andemos juzgándonos unos a otros, sino más bien hagan que esto sea su decisión: el no poner delante de un hermano tropiezo ni causa para dar un traspié.

Por todo esto digo que si la congregación es la casa de Dios como se afirma, en ella solo se debe enseñar la voluntad y doctrinas declaradas por él, y que todo aquello que como consecuencia de la falta de entendimiento o por no estar suficientemente explicitado en la Biblia solo es propio que se considere del campo de la conciencia individual, se debe aconsejar, explicar, razonar, pero nunca debe ser motivo de expulsión ni constitutivo de un comité judicial, porque nos encontramos con que hermanos que fueron juzgados y condenados en el pasado por hacer cosas que la organización no aprobaba hoy no lo serian y viceversa, eso pone claramente de manifiesto que la organización legislo y juzgo allí donde Dios no les dio potestad, y como consecuencia hermanos sufrieron injustamente por causa de los errores del “esclavo” así se convirtió en un “esclavo malo que golpea a sus hermanos”

Ningún cristiano pondrá objeción a que en la congregación se juzgue a alguien por: Fornicador, adultero, ladrón, mentiroso, asesino, pederasta, etc.

Pero en el pasado se juzgo y condeno a hermanos por asuntos como: servicio social sustitutorio, cumplir con el deber de ciudadano al participar en una mesa electoral, trasplantes de órganos, uso de fracciones sanguíneas, (esta es la ultima y mejor ya que nadie puede entender lo de las fracciones, si la sangre está prohibida da lo mismo una fracción que toda ella porque para conseguir fracciones alguien tiene que desobedecer el supuesto mandamiento Divino) Lucas 6:10. Ciertas prácticas sexuales en el matrimonio, asistir a oficios religiosos de otras confesiones en ciertas ocasiones por causas familiares, en estos y otros asuntos la organización ha ido más allá de las cosas escritas con las consecuencias que ello acarrea 1 Cor 4:6 aprendan la [regla]: “No vayas más allá de las cosas que están escritas”,

Son tantas las cosas que os diría que más que una carta podría llegar a ser un libro. Pero dudo que lo leyeseis entero porque claro viniendo de un apostata –según pensáis- no se debe recibir nada, esa forma de pensar y actuar vuestra está en franca discordancia con la personalidad de Cristo y de su padre Jehová.

Nosotros los que amamos a Dios y apreciamos el sacrificio de Jesús no somos ningún peligro para el cristianismo, en todo caso puede que alguien os engañe por miedo a que cunda nuestro ejemplo y ellos pierdan su posición predominante sobre vosotros, creo que los que intentan impedir a toda costa que habléis con nosotros o leáis lo que escribimos, tildándonos de cosas que no son de manera injusta, solo tienen miedo a que veáis la verdad que nosotros hemos visto.


Queridos hermanos, esta carta no es una llamada para que abandonéis la organización de los testigos de Jehová, NO EN ABSOLUTO es para que seáis tolerantes con los que no piensan como vosotros y os abstengáis de ponerles títulos ofensivos y de esta manera contribuyáis a que haya paz entre unos y otros como dijo el Gran maestro, es para que seáis mejores hermanos y más cristianos, es en definitiva para hacer una llamada al amor y la edificación espiritual de la congregación cristiana, que no es lo que vosotros pensáis que es, la congregación cristiana se encuentra diseminada y esparcida como el Señor anuncio que se encontraría, mediante la parábola del trigo y la mala hierba, como muy bien sabéis los que recogen y separan a estos son los Ángeles, no la predicación que vosotros ni nadie hace, la predicación siendo parte fundamental del cristianismo solo sirve para anunciar la venida del Señor y dar publicidad, también para enseñar a los que escuchan a ser como Jesús, ese cometido no lo cumple ni la vuestra ni ninguna de las sectas que conozco. Por lo que no creo que exista nada como una organización que sea exclusivamente la única y verdadera religión, sino que cristianos verdaderos y falsos, están en este momento, juntos en las diferentes iglesias de este mundo o incluso algunos sin pertenecer a ninguna en absoluto.

Como solo Jesús sabe quiénes son estos, los verdaderos cristianaos se abstienen de señalar a nadie como trigo o mala hierba, o como oveja o cabra que se decía hace unos años, cuando creíamos que nuestra predicación era la obra de separación de ovejas y cabras, incluso cantándolo en muchos cánticos, enseñanza que nunca ha sido verdadera y se ha abandonado ya, como tantas otras, y mucho menos por supuesto tachar de apostatas a los que por su fe y conciencia en obediencia a Dios deciden que no pueden dar su apoyo a una organización que ha traicionado los ideales cristianos.

Doctrinalmente estáis tan equivocados como cualquier otra denominación religiosa, y tenéis doctrinas de hombres como todas las demás religiones, pero por el comportamiento y no por las doctrinas será como Jesús juzgue a los cristianos de manera individual: las organizaciones, todas serán abandonas en manos de la bestia cuando caiga babilonia la grande, ya que todas son igualmente culpables de enseñanzas que esclavizan y hacen daño a inocentes, daño como el que sufrieron los hermanos de Malawi, o los que han muerto por un mal y cambiante entendimiento sobre la santidad de la vida en la forma de prohibición de transfundirse sangre, prohibición que no me cabe duda pronto abandonaran como ya están haciendo, pero mucho muertos quedaran en el camino.

Hace años, yo estuve en prisión porque no se permitía que los testigos aceptasen el servicio sustituto, ahora se permite que cada uno haga en conciencia lo que el determine, estas y otras muchas cuestiones, algunas mucho más graves. ¡CUANTO SUFRIMIENTO HAN ACARREADO A HERMANOS Y HERMANAS INOCENTES! que por confiar en la dirección de hombres o por el temor a ser expulsados, tomaron decisiones que les acarrearon penalidades, no digáis que es que la verdad se revela progresivamente, mirad la verdad no cambia, y lo único que un cristiano verdadero debe hacer es abstenerse de juzgar, o amenazar con expulsión a un miembro de la congregación cuando no se trata de un asunto firmemente establecido en las escrituras, las razones para disciplinar están y han estado claras en la Palabra de Dios siempre y son, las que nadie discutirá nunca, robo, adulterio, asesinato, mentiras, borracheras, inmundicia etc., pero ¿Dónde ha dicho nunca que un hermano pueda o no pueda, ser parte de una mesa electoral, atender los servicios que la nación requiera(servicios que sustituyen al militar), celebrar cumpleaños, y una inacabable lista de prohibiciones y normas que son de obligado cumplimiento entre vosotros? ¿Por qué tildáis de apostatas a los que nos hemos cansado de que personas que cambian sus doctrinas a su gusto cada cierto tiempo sean amos sobre nuestra fe?

¿Con que base bíblica se pide que padres corten su relación con sus hijos que ya no son testigos por pecado o disidencia ideológica?

El mal llamado esclavo fiel y discreto ni ha sido fiel ni es discreto, porque poniéndose por encima de Jesucristo ha obligado con amenazas cruel de expulsión (con el daño que esto ha ocasionado a familias enteras) a los que no se han sometido a su voluntad caprichosa, cambiante y no basada en la verdad Bíblica, no critico sus errores –todos nos equivocamos- lo que no puedo aceptar por más tiempo es su falta de humildad, porque siempre han impuesto sus interpretaciones con la amenaza y la crueldad propia de personas tiránicas, no cristianas, máxime cuando lo que en un tiempo era según ellos motivo para expulsar a alguien, solo para descubrir después que se habían equivocado, nunca debieron imponer sus pensamientos a golpe de comités judiciales y expulsiones, eso no es imitar a Cristo, así que hermanos si queréis seguir con ellos adelante, pero no critiquéis a los que obedeciendo los dictados de nuestra conciencia y en armonía con lo que entendemos en la Biblia ya no queremos ser esclavos de nadie que no sea nuestro señor Jesús, tratarnos como lo que seguimos siendo “ministros de Dios” “siervos del Altísimo” “seguidores de Cristo”. Galatas 6:17, De aquí en adelante que nadie me esté causando molestias, porque llevo en mi cuerpo las marcas [de un esclavo] de Jesús.

Ellos se han apoderado de vuestra libertad y os alejan de los que seguimos a Cristo sin ninguna pretendida organización que se auto nombra mediadora, solo hay un Dios y hay un solo mediador; Jesucristo, solo Él es nuestro líder y pastor, todos los demás, somos hermanos, nadie ha recibido de Jesús autoridad, para interpretarnos la voluntad de Dios, Él mismo la revela en su palabra y mediante el Espíritu Santo, es responsabilidad del cristiano individualmente dar a la voluntad Divina cumplimiento según su entendimiento, su fe y su corazón, desde que los apóstoles desaparecieron nadie puede ya pretender gozar de la autoridad que Cristo les dio solo a ellos, solo la Biblia es la autoridad solida y el Espíritu Santo el medio que Dios usa para guiar de forma individual a los miembros de la iglesia, eso no significa que no podamos ser grupos iglesias o congregaciones pero sin más autoridad sobre los hermanos que aquella que la razón y el sentido común dicta que es justo y lógica, no una autoridad mediante la que se expulsa de la congregación al que no se somete a mandamientos de hombres. 3 Juan 10, todos somos hermano con los dones y cualidades que Dios nos da, nadie es amo de otros ni existe hoy un cuerpo gobernante que Dios apruebe y autorice a ser amo de sus hijos.

Con afecto y amor cristiano vuestro hermano.

Diego Hidalgo.

Diegohi
Admin

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 17/09/2008

Ver perfil de usuario http://espiritualidad.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.